¿Has sido lo suficientemente perseverante para triunfar?

El tema del desempleo es quizá uno de los más importantes en México ya que incluso tener más personas ganando un sueldo digno ayudará a disminuir la inseguridad producto de la delincuencia. Se necesitan más puestos de trabajo bien remunerados.

Si bien aumentan los empleos anualmente esto es insuficiente todavía, considerando que cada año se incorporan a la Población Económicamente Activa alrededor de un millón de mexicanos.

Cooperaremos con artículos para ayudarte en esta situación. Veremos cómo conseguir más fácilmente un empleo y también cómo mantenerlo en caso que lo tengas, incluso, abriéndote a mejores oportunidades.

Cuando no abundan las ofertas de empleo, se requiere mucha perseverancia para conseguirlo. Lamentablemente, la mayoría se desmotiva y se desvalora al encontrar rechazos o no respuestas a sus solicitudes. Si se tiene la continuidad y constancia suficiente, siempre se logrará un buen empleo. El trabajo del desempleado ha de ser todos los días ocuparse sistemática y regularmente a buscar un empleo. Hay que hacerlo con un horario establecido y un plan bien organizado, sin desfallecer. ¡Este es su empleo hasta que consiga el siguiente!
Para cultivar la perseverancia, te invito a leer lo que nos ha preparado Jorge Ludewig.

Sergio Valdivia


Dentro de la cultura popular de nuestro país, tenemos frases como: “El que persevera alcanza” o “El que porfía mata venado” clara alusión a que la perseverancia es uno de los factores del éxito.

Si realmente quieres lograr tus objetivos propuestos, no debes dejarte vencer por los obstáculos y derrotas pasajeras, y lanzarse otra vez a la consecución del éxito, con una fe y perseverancia tal, que no aceptes la derrota como algo permanente. Las personas que nunca han fracasado son las personas que nunca han hecho nada, las personas más exitosas han tenido sus fracasos, eso no lo vemos, sólo conocemos sus triunfos, pero han sabido perseverar sacando experiencias válidas de sus fracasos y continuando hacia adelante.

En observaciones cotidianas, parece ser que la perseverancia no se tiene en grandes cantidades. Por ejemplo, al principio de todos los años se contempla un grupo grande de personas que salen a correr en las mañanas, a medida que los días transcurren el grupo se va reduciendo, hasta quedar en unas pocas personas; los gimnasios registran flujos de personas que van unos pocos días y luego desaparecen. Creo que todos nosotros conocemos las historias de aquellos que dicen se van a superar y hacer cosas como dejar de fumar, comer más sano, dejar de tomar alcohol, reducir la barriga, etc. Y cuántas de esas personas cumplen con el propósito que se hicieron concientemente ellos solitos, además de reconocer que es una necesidad personal y les conviene, abandonan el plan en la primera reunión de amigos.

También tengo que advertir, que no es lo mismo perseverar que insistir en el error, si las cosas no están saliendo como quisieras. Y si a través de la experiencia, la asesoría de los expertos en la materia, la investigación y el estudio de lo que tratas de hacer, te está indicando que tu plan original tiene algunas fallas, o de plano no es viable de ninguna manera, es tiempo de replantear tus métodos o procedimientos, e inclusive cambiar de objetivo, si es que en un principio fue demasiado fantástico o nada realista.

Para tener nosotros iluminación a base de energía eléctrica, Thomas Alba Edison, el inventor del “foco” o bombilla eléctrica, hizo miles de experimentos antes de lograrlo; esa clase de perseverancia es la que necesitamos.

Prof. Jorge E. Ludewig

¿Y tú qupe opinas? ¿Cuál es tu experiencia al respecto? ¿Tienes ideas que compartir sobre cómo conseguir un empleo más rapidamente?

No hay comentarios:

Publicar un comentario