Ciberespacio

Ciberespacio
El término fue acuñado por el escritor de ciencia-ficción ciberpunk William Gibson para referirse a lo que él denominaba una "alucinación colectiva" en la que una serie de ordenadores, y la información que estos contienen, se representaba de forma espacial mediante carreteras, edificios, bloques geométricos, pirámides, etc., que los hackers podían examinar como si estuvieran al mando de un simulador de vuelo. El mismo Gibson admite en diversas entrevistas que detrás del término no se ocultaba ninguna gran intuición sobre Internet, sino que se le ocurrió viendo a sus hijos jugar con una consola Nintendo.

De todas formas, la novela se convirtió en obra de culto entre todos los interesados en la Red, y John Perry Barlow se apropió del término para referirse a Internet como un lugar, y no un mero conjunto de ordenadores, donde se establecen interrelaciones entre personas libres de ataduras físicas.

Es decir, el ciberespacio no es real, en el sentido de material.

Internet es real en tanto que es los microchips y el plástico de los ordenadores que la forman y la fibra óptica o el cable telefónico que une los ordenadores entre sí. Sin embargo, el ciberespacio refiere a los datos, a aquella información que la red nos ofrece y que la mayoría de las veces nos remite a otra información en ese gigante hipertexto. Así, cuando decimos, "el otro día estuve en una página muy buena sobre el cine de Kubrick y allí me enteré de que 'El Resplandor' está basado en una novela de Stephen King", ese "estuve" y ese "allí" no refieren a ordenadores o a máquinas, sino a información. Hablamos de estar en el ciberespacio.

De todas formas, no hay que ponerse muy místico con estas cosas. La diferencia entre Internet y el ciberespacio es la misma que hay entre el teléfono como instrumento y la información que recibo al hablar con una persona o, más sencillamente, entre libros (soporte físico) y "cultura". Ciberespacio no es más que un término abstracto, como "cultura", para hablar de información independientemente de su soporte físico. Así decir que "el ciberespacio es el lugar fuera de todo espacio físico" está al mismo nivel de "el saber no ocupa lugar", si alguien quiere montar una mística a partir de ahí, es asunto suyo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario