Aprenda por qué hay personas con buena o mala suerte

Aprenda por qué hay personas con buena o mala suerte
Hay personas que parecen tener un poder mágico: todo les sale bien. Es que han nacido con mucha suerte. Quizá usted se esfuerza mucho en la vida y las cosas no le salen fácil. Es que no ha tenido suerte. Quizá se nace sin tenerla. ¿Cree usted?

¡No! No es así. La suerte no existe. O dicho de otro modo, usted hace su propia suerte. La suerte no es otra cosa que tener la habilidad para atraer los deseos a su vida.

Hay una interesante investigación de diez años sobre “El Factor Suerte” realizada por el investigador Dr. Richard Wiseman. Este estudio reveló que las personas “afortunadas” generan su propia suerte por medio de cuatro principios básicos. Estos son:


     1. Permanecer atento a las oportunidades que se generan en torno
         suyo. Abrir la mente a generar y aprovechar las oportunidades.

     2. Dejarse llevar por la intuición para tomar decisiones afortunadas.

     3. Generar profecías positivas por medio de expectativas optimistas y
         constructivas.
  
    4. Ser flexible y adaptable para transformar la mala suerte en buena
         suerte

Como he enfatizado en muchos de mis escritos, motivado por mi experiencia personal y la de miles de mis estudiantes de Calidad de Vida, la actitud es lo que hace la gran diferencia. Y esto no tiene que ir a buscarlo a ninguna parte. ¡Usted lleva siempre su mente consigo a todas partes! Y desde su mente se genera la actitud correcta o la incorrecta. Una actitud mental positiva y constructiva permanente es garantía segura de la felicidad y del éxito en el logro de sus metas. Además, pensar en positivo le levanta el ánimo, sonríe más y mejora las relaciones con los otros.

Esto atrae gente positiva y, por lo tanto, aumenta las oportunidades en su vida. Esto es poner a su favor la ley de atracción.

Reemplace sus antiguos hábitos por estos

Visualice su meta a lograr. Debe ser una imagen bien definida. Sin embargo, no se ocupe de cómo lo logrará. Genere la firme imagen y la firme convicción que conseguirá su meta y deje a su mente profunda que le guíe y el impulse. Déjese llevar por la intuición y focalícese en el resultado y no tanto en los medios para lograrlo. La vida le sorprenderá con soluciones y oportunidades que lógicamente jamás habría sido capaz de deducir.Observe constantemente a su alrededor. Con su mente positiva y centrada en sus metas esté atento a las oportunidades. La vida es abundante y generosa, generando miles de alternativas y desafíos si usted quiere verlos. Interésese auténticamente por los demás. Aprenda un poco de todo.

Demande lo que quiere. Siéntase merecedor de participar de la abundancia de la naturaleza y el universo. Hay infinitas oportunidades para usted. Jamás permita que su mente se quede pensando en la escasez y en las carencias, porque con eso se niega a la abundancia a que tiene derecho.

Una vez que va generando estos nuevos hábitos, permanezca atento para apreciar cómo cambia su suerte. Esto provocará cambios en su vida, pero no los tema, siempre serán favorables. Es necesario que haya algunos cambios para que su futuro se renueve. Esto implica caminar por un territorio no muy familiar a veces, pero pronto se sentirá seguro nuevamente. Persevere en este propósito.

Por ignorancia, por transmitir enseñanzas provenientes de oriente que tienen una filosofía de vida pasiva esperando la muerte o por comodidad, muchos tratarán de enseñarle que su suerte depende del destino, del signo astrológico, de los genes o de las estrellas. ¡No es así! Su felicidad y
su buena suerte dependen solamente de usted, de sus hábitos y de su actitud mental. ¡No deje a nadie que le limite!

Con alegría comparto esta enseñanza y esta experiencia, por ser un afortunado de la vida.

Sergio Valdivia

Publicado en Revista Ser Feliz. Reciba gratis en su email la Revista "Ser Feliz" inscribiéndose en www.serfeliz.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario