Año nuevo... ¿vida nueva?


Nos agrada celebrar los años nuevos, como también, nuestro cumpleaños y diversos aniversarios, porque son un instante de evaluación y de esperanzas. Está siempre el anhelo que el próximo año todo sea mejor para nosotros. A veces, quisiéramos no darle importancia a nuestro cumpleaños, pero en el fondo queremos que todos se acuerden y nos den un poco de amor y atención, aunque a veces sea una simple formalidad. Necesitamos tener la esperanza que somos importantes para alguien.

Miramos hacia atrás en busca de sentimientos de felicidad. Quizá sucedieron acontecimientos no muy agradables o no todo salió bien o no todos los objetivos se realizaron. Pero algo bueno habrá ocurrido y en esos cambios positivos del pasado buscamos la esperanza que, así como logramos algunas cosas, el próximo año serán más y mejores.


Necesitamos unos momentos de recuentos, unos instantes en que ilusoriamente detenemos el tiempo para evaluar y para formularnos nuevos propósitos. Quisiéramos que el tiempo se detuviera más, quisiéramos creer que es posible, pero el ruido de las copas de champagne, los fuegos de artificio o las llamas de unas candelas de la torta de aniversario nos llaman la atención de que el nuevo ciclo ya está con nosotros. Sólo son unos instantes para formular nuevos propósitos y decirnos que este año sí lo haremos. El tiempo transcurre imparable e inmisericorde y ojalá seamos más conscientes de aprovecharlo en el futuro.

Estos pequeños altos en el camino nos llevan a la consciencia de que hemos vivido. Ojalá podamos atesorar los múltiples instantes de felicidad de la vida para alimentar nuestra mente y alma con ellos y poder, en cada momento, decirnos que, después de todo, la vida no ha sido tan mala con nosotros. Mañana será mejor.

Se puede aprender a que los deseos se hagan realidad. Se necesita un poco de conocimiento de cómo hacerlo, voluntad y mucha decisión para actuar ya. La dificultad puede estar en el inconsciente con programas grabados allí desde hace años: no puedo, no soy capaz, yo tengo mala suerte, nada me resulta, todo es muy difícil, el éxito se consigue con mucho esfuerzo, sin dinero no se hace nada, etc. Sin embargo, estos programas se pueden y deben cambiar para liberar el enorme poder que tenemos en nuestra mente.

Sergio Valdivia

P.S. Aquí hay dos vídeos que preparé para ti y pueden ayudarte a tener un mejor año nuevo o aniversario.





¡Que mejor que comenzar el año nuevo, con energía positiva y vitalidad! En un ambiente agradable y con aire puro.


Disfruta nuestro Taller Armonizando tus chakras, en el Condominio Santa Beatriz, ubicado en Santa María 40. Curacaví.

Día: Domingo 3 de Enero 
Horario: 10 a 14 h

Para mayor información, contáctanos a:
Teléfono 22 835 2306
whatsapp: +56 9 9696 0863 (Disponible las 24 horas)
Temario en :
Valor: $20.000 (Incluye CD de regalo.Valor referencial: $ 5.200).

Para los que viven fuera de Chile, aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario